Skip to main content

En 2018 Hambre de futuro visitó El Impenetrable y recorrió algunos de los parajes en los que trabaja Monte Adentro. Muchos conocieron, entonces, la historia de Tila, quien vivía con sus hijos y, igual que las demás familias de La Peligrosa, padecía la falta de agua y luz. “Si tuviéramos luz podríamos prender un ventilador”, decía entonces enfrentando un día típico de verano en el que el termómetro supera los 40 ºC.

Hace unos meses gracias al trabajo de un equipo de ingenieros, docentes y estudiantes del  Laboratorio de Tecnologías Apropiadas y del Institute of Electrical and Electronics Engeneers se instalaron paneles de energía solar y ya siete familias tienen conexión eléctrica. Pero la historia no acaba ahí: este verano va a ser más fresco para Tila y su familia que recibieron una heladera y un ventilador.

El traslado de estos electrodomésticos fue una historia aparte. Subimos la heladera y el ventilador a la camioneta que ganamos en el Premio Renault Mujeres Emprendedoras. Y después de recorrer caminos difíciles (nada es imposible pero estos estaban cerca de serlo) llegamos a la casa de Tila.

Tila delante de los medidores de energía

Por primera vez en su vida, Tila puede tener una heladera.

Este verano, por primera vez, va a tener un ventilador y una heladera que le permitirán -a ella, a sus hijos y nietos y a otras personas de la comunidad- soportar mejor el calor del monte chaqueño.

Este milagro -otro más de tantos que vemos Monte Adentro– fue posible porque muchas personas y empresas se conmovieron y comprometieron con la oportunidad de hacer algo para que más personas puedan tener una vida plena y en comunidad en su lugar de origen.

Leé la nota completa en acá.

Leave a Reply